¿Qué sucede si no tratas las hemorroides y cómo luchar contra él?

Las hemorroides surgen debido a las lesiones en los vasos del recto, acompañados de agrandamiento o prolapso de nodos. Si una persona está sana, entonces los nodos se encuentran en el ano de una persona. La enfermedad de este tipo se refiere a problemas con los vasos sanguíneos. Los ganglios hemorroidales son pequeñas formaciones de vasos sanguíneos que se encuentran en la parte inferior del recto. Los vasos comienzan a verse afectados por factores desfavorables y se desarrollan hemorroides.¿Qué sucede si no se tratan las hemorroides?

Características anatómicas y causas de hemorroides

Hemorroides: una enfermedad bastante común

Hemorroides: una enfermedad bastante común

Con una exposición prolongada a factores negativos en los nodos se observa estancamiento de la sangre, lo que conduce a un aumento en su tamaño. Si los nodos internos se agrandan, estamos hablando de hemorroides internas. En caso de inflamación de nodos externos, se diagnostica como hemorroides externas.

En la mayoría de los casos, hay un aumento en los nodos externos e internos al mismo tiempo. Este tipo de hemorroides se combina. Esta enfermedad es común. Se forma una rica red de embarcaciones suministrando el canal anal con arterias. Desde la cavidad inferior del recto y el ano van dos conductos venosos. Si la salida de la sangre de los ganglios hemorroidales está obstruido por alguna razón, la enfermedad se desarrolla.

Los nodos hemorroidales del vaso cambian su tamaño, debido a la hinchazón. Las causas de las hemorroides pueden ser muchas, entre ellas, por regla general, destacadas:

  1. Una pequeña cantidad de fibra dietética consumida en alimentos
  2. El embarazo, el parto y el aumento resultante de la presión en la cavidad abdominal
  3. Retención regular de heces
  4. Estilo de vida sedentario, trabajo sedentario
  5. Consumo excesivo de bebidas alcohólicas
  6. Levante sistemático y esfuerzo físico pesado
  7. Consumo de grandes cantidades de comida picante

Incluso una de las razones anteriores puede provocar la aparición de la enfermedad. Si una persona lleva un estilo de vida sedentario, una nutrición inadecuada, entonces está en riesgo.

Cada año, el número de personas que se enferman está aumentando. Las personas de diferentes categorías de edad son propensas a tal enfermedad.

¿Cómo diagnosticar hemorroides? Pruebas y procedimientos necesarios

El diagnóstico de hemorroides no es un procedimiento difícil.¿Qué pasa si no tratas las hemorroides? Si no se hace un diagnóstico oportuno y no se inicia el tratamiento, esto conlleva numerosas complicaciones que complican significativamente la actividad vital de una persona. Diagnóstico: las hemorroides ya se pueden realizar en el primer examen. Durante el examen, el médico detecta un notable prolapso de los ganglios hemorroidales y sangrado de diversos grados.

En algunos casos, se realiza anoscopia. Este procedimiento implica colocar un pequeño globo iluminado en el ano para inspeccionar la parte inferior del recto. Este procedimiento puede causar ligeras molestias, pero no requiere el uso de medicamentos anestésicos. Durante el examen de diagnóstico, el médico puede encontrar la presencia de fisuras anales que causan dolor y sangrado, prolapso de parte o la totalidad del recto, formas raras de cáncer y una gran cantidad de otras causas de malestar de una persona.

¿Cómo se realiza el tratamiento de las hemorroides?

Preparaciones para el tratamiento de hemorroides.

Medicamentos para el tratamiento de las hemorroides.

El principal tratamiento para esta enfermedad es cambiar el estilo de vida. En primer lugar, es necesario cambiar el menú añadiendo a la dieta una gran cantidad de fibra dietética, excluyendo los alimentos excesivamente picantes y grasos. Una gran cantidad de fibra se encuentra en manzanas, cereales, frutas secas y verduras. Todos los días debes consumir al menos 20-30 gramos de fibra. Es posible utilizar métodos de tratamiento caseros, si no se descuida la enfermedad.

Lea también:

Después de cada acto de defecación, es recomendable darse un baño sentado durante 10-15 minutos. Este método ayuda a reducir el sangrado y el dolor en la zona del ano. Después de cada baño, la piel alrededor del foco de inflamación debe limpiarse cuidadosamente con un paño suave.

Si una persona sufre de estreñimiento, es recomendable consumir una gran cantidad de líquido todos los días. Puede aliviar el estreñimiento comiendo una cantidad suficiente de vegetales verdes. También es importante incluir una gran cantidad de fibra dietética en la dieta.

Los laxantes eficaces ayudarán a mejorar la condición de una persona. Sin embargo, hay que tener cuidado a la hora de elegirlos. Las heces excesivamente líquidas pueden provocar el desarrollo de una infección en el ano. Para que los síntomas de las hemorroides no empeoren, debes intentar llevar un estilo de vida móvil. Los medicamentos esenciales para las hemorroides deben adquirirse con receta médica. Los medicamentos de venta libre sólo pueden reducir los síntomas durante un corto período de tiempo. Como regla general, el médico prescribe cremas, ungüentos, espumas y supositorios.

Los ungüentos se aplican en una pequeña capa alrededor del área dañada. No se recomienda la automedicación, ya que puede provocar aún más complicaciones. En las hemorroides agudas, se utilizan medicamentos anestésicos locales eficaces. Con síndrome de dolor severo, se prescriben analgésicos no narcóticos.

¿Qué pasa si no tratas las hemorroides?

hemorroides externas

No se recomienda saltarse las hemorroides. En las primeras etapas de la enfermedad, las consecuencias desagradables se pueden eliminar fácilmente. El proceso de tratamiento de las hemorroides es largo, pero si se cumplen todos los requisitos, el resultado del tratamiento será positivo. Un foco inflamatorio desatendido es muy difícil de curar.

Si no se inicia el tratamiento de la dolencia, pronto puede convertirse en otra enfermedad de naturaleza más compleja, incluida la oncología. En las etapas avanzadas, lo más probable es que no pueda prescindir de una intervención quirúrgica. Las hemorroides operadas ocasionalmente pueden darse a conocer.

El tratamiento inoportuno de las hemorroides amenaza con el desarrollo de trombosis de los ganglios hemorroidales, inflamación purulenta de los compartimentos rectales.

Con base en la información anterior, es razonable concluir que si no se toman medidas durante mucho tiempo, existe una alta probabilidad de que se produzcan procesos destructivos en el recto. No se recomienda rechazar el tratamiento de dicha enfermedad. Es imperativo buscar ayuda profesional en la clínica y hacer todo lo posible para deshacerse pronto de una enfermedad tan desagradable.

Enfermedad “sentada”: hemorroides. Información detallada sobre la enfermedad en el video: