¿Qué alimentar a un niño después de vomitar? Dieta y nutrición

El vómitos de los niños suele ser muy aterrador para los padres. En la mayoría de los casos, no hay nada que temer, el vómitos es un mecanismo desarrollado por el cuerpo para proteger contra la introducción de sustancias tóxicas a través de las paredes del estómago y los intestinos. Puede ser un solo vómitos, o se puede repetir varias veces. En cualquier caso, incluso con pequeñas manifestaciones de este tipo, es necesario mostrarle al niño a un especialista que lo examinará, prescribirá tratamiento, dar consejos sobre qué alimentar al niño después de vómitos.

Posibles causas de vómitos en niños

Qué alimentar a un niño después de vomitar.

Después de vomitar, ¡lo principal para beber!

Si la condición del niño no inspira preocupación, y los vómitos no fueron brotando, y una vez y no muy fuerte, puede tratar de estabilizar de forma independiente su condición. Las posibles causas de los vómitos de los niños pueden ser:

  • Trauma de la cabeza. Esta condición potencialmente mortal del niño puede ir acompañada de desmayos.
  • Conmoción cerebral del cerebro.
  • Comida envenenada. Está acompañado de fiebre alta, diarrea.
  • Infección bacteriana del estómago y los intestinos.
  • Fiebre en infecciones respiratorias agudas, infecciones virales respiratorias agudas.
  • Trastornos gastrointestinales (gastritis, úlcera péptica del 12 peritoneo y el estómago). Las masas vómitas pueden ser con rayas de sangre. Además, hay dolor en el abdomen.
  • Pylorespasmo en recién nacidos.
  • Alimentos inusuales, uso excesivo de especias y aditivos alimentarios, dulces.
  • Dentitud de dientes de leche.

Es necesario averiguar la causa de los vómitos para evitar complicaciones. Atención especial: bebés y recién nacidos y niños con enfermedades crónicas. Los síntomas como vómitos con bilis y sangre, pulso frecuente, piel pálida, una combinación de vómitos y diarrea, somnolencia constante o sobreexcitación excesiva, la negativa a la lactancia y el llanto fuerte en un bebé deben tener temores graves consecuencias. En estos casos, se debe buscar atención médica de emergencia inmediata.

Restauración de la digestión inmediatamente después de vomitar

Qué alimentar a un niño después de vomitar.

¡El vómito es una señal alarmante!

Este fenómeno desagradable va acompañado de efectos secundarios como una violación del equilibrio de sal del agua y la pérdida de una gran cantidad de líquido por parte del cuerpo. Antes de alimentar al niño, es necesario restaurar este equilibrio, si las tácticas del médico no proporcionan otras medidas. Hasta que estos indicadores se normalicen, la alimentación puede ser inapropiada e incluso dañina para la salud del niño.

Se recomienda reponer el líquido perdido y, además, tomar preparaciones que contienen sal, refrescos, calcio, glucosa para reponer los nutrientes perdidos. Estos pueden ser drogas como rehidrón, glucosolan, oralit. Soluciones de sal de agua preparadas a partir de ellas, dan 1-2 cucharaditas. Bebés, niños mayores – 1-2 cucharadas. cucharadas de una sola vez. Volumen requerido:

  1. Niños menores de un año: 150-200 ml por kg de peso por día.
  2. Niños durante un año – 120-170 ml por kg de peso.

Es mejor beber té dulce, decocción de rosas, agua mineral no carbonatada, caldo de arroz, compota de frutas secas. Si el niño no muestra apetito, puede prescindir de estas medidas durante las próximas 5-6 horas.

Platos recomendados y régimen dietético

Qué alimentar a un niño después de vomitar.

Los vómitos fuertes pueden ser un síntoma de infección por rotavirus

Lo más importante, no es necesario alimentar al niño. La abstinencia de los alimentos es una de las técnicas para la rehabilitación más temprana del cuerpo después de vomitar. Se le ofrece comida al niño cada 2-2. 5 horas, el número total de comidas puede ser de hasta 6 a 7 veces. El volumen de porciones también cambia en comparación con la dieta habitual, las porciones se hacen más pequeñas.

Después de 3-5 días, es posible volver a la cantidad anterior de alimentos si el vómitos ya no es un problema. Se debe seguir una dieta suave y un régimen nutricional durante 1-3 semanas después del vómito. Requisitos básicos para la dieta de los niños:

Leer también:

  1. Los alimentos deben ser fácilmente digeribles,
  2. rico en proteínas y vitaminas,
  3. contener una cantidad mínima de grasas y carbohidratos,
  4. estar saturado con minerales.

La dieta después del vómito debe coordinarse con un pediatra o un médico tratante. Comience con productos lácteos fermentados sin aditivos aromáticos y saborizantes, al menos en el primer día del problema. Si el niño desea masticar un pan rallado de pan blanco, no está prohibido.

Al día siguiente, ofrecerle trigo sarraceno líquido, avena o gachas de arroz, cocinada con leche diluida con agua. Después de 1-2 días, los niños reciben caldo de pollo sin fuerza con migas de pan hechas de pan de trigo, kisel. Un poco más tarde en la dieta, ingrese a las papas con mazas de sopa, carne al vapor y chuletas de pescado, albóndigas. Tipos preferidos de carne: pollo, conejo.

Los peces deben ser bajos en grasa. La guarnición de albóndigas y chuletas puede ser arroz o trigo sarraceno. El aceite es mejor usar aceite de oliva o aceite de maíz refinado, aceite de girasol en pequeñas cantidades. Desde el uso de mantequilla, es mejor abstenerse temporalmente, reemplazándolo con mantequilla clarificada. Se permite usar manzanas horneadas, que son una fuente indispensable de carbohidratos para el cuerpo del niño.

Un buen producto para la nutrición dietética después del vómito puede considerarse un kisel debido a su efecto de envoltura sobre la membrana mucosa del estómago. Además, puede ofrecer:

  • Zanahorias hervidas, brotes de brócoli,
  • puré de plátanos o plátanos frescos,
  • Kefir de un día,
  • puré de papas sin mantequilla,
  • yogures sin aditivos.

Los carbohidratos pueden estimular los procesos de fermentación, lo que pone una tensión en el estómago. Las grasas animales ejercen tensión adicional en el hígado, y ya tiene que hacer frente a los productos de intoxicación. Además, para la digestión y la descomposición de las grasas requieren enzimas adicionales, y los cuerpos de los niños ya están funcionando en el modo de mayor carga después de vómitos.

Las proteínas, por el contrario, activan el metabolismo de las grasas y el colesterol. Alivian el hígado de carga adicional, ayudan a eliminar productos de daño tóxico y grasas. Esto se debe a la formación de sustancias lipotrópicas, cuya fuente son. Las vitaminas y los elementos traza deben reponerse lo antes posible el stock perdido de estas sustancias, como resultado de la deshidratación.

Nutrición de bebés

Qué alimentar a un niño después de vomitar.

Vómitos como síntoma de intoxicación alimentaria

La mejor comida para bebés, y especialmente para recién nacidos, sigue siendo la leche materna. Estabiliza perfectamente el estado del estómago y los intestinos en condiciones sin complicaciones. Los niños menores de 6 meses de edad que tienen alimentación artificial y mixta pueden recibir sus alimentos habituales, si no fue la causa de los vómitos debido a alergias o incompatibilidades.

Los bebés mayores de 6 meses, que reciben alimentos complementarios, pueden comenzar la recuperación de la nutrición después de vomitar con trigo sarraceno o gachas de arroz. Se preparan en una mezcla de leche y agua en cantidades iguales.

Después de 2 días, puede agregar algunas cucharaditas de requesón recién preparado a la dieta. El puré de verduras y el jugo de fruta se introducen después de 3-4 días con mucho cuidado, comenzando con una pequeña cantidad.

Leer también:

El soufflé de carne o la carne hervida se deben introducir en la dieta del niño al final de la primera semana del período suave.

Reglas de procesamiento y preparación de alimentos

Cocinar para niños con vómitos requiere especial cuidado. Los alimentos deben ser frescos y todos los platos deben prepararse de tal manera que puedan consumirse inmediatamente. Todos los alimentos se lavan a fondo con agua corriente, se cortan y se limpian en varias tablas de cortar. La comida se sirve caliente; No se deben ofrecer al niño alimentos del frigorífico ni alimentos muy calientes.

Los platos se cocinan únicamente al vapor o se hierven en un caldo de carne no fuerte, en agua. Si el vómito fue causado por problemas con la membrana mucosa del estómago, los productos deben pulverizarse con una licuadora o frotarse a través de un colador. El cereal es muy difícil de hervir y, para los bebés, el cereal hervido se muele hasta obtener una gelatina.

Productos bajo la prohibición

Qué alimentar a un niño después de vomitar.

Vómitos fuertes y frecuentes: ¡un motivo para llamar a un médico!

Es absolutamente inaceptable darles a los niños platos fritos, ahumados o encurtidos después del vómito. El pan de trigo fresco se sustituye por pan rallado o picatostes secos. No se recomienda alimentar a los niños después de vomitar con dichos productos:

  • Ensaladas de verduras frescas y encurtidas.
  • Legumbres: frijoles, guisantes.
  • Dulces: caramelos de chocolate, caramelo, piruletas, malvaviscos, mermelada.
  • Platos de mijo y sémola de perlas.
  • Jugos frescos y jugos de bayas y frutas ácidas.
  • Hornear en casa con harina de trigo, pan de centeno.
  • Frutas y bayas frescas (excepto plátanos).
  • Alimentos grasos.
  • Pepinillos.
  • Pepinos, rábanos, repollo, hierbas picantes.
  • Salchichas, mayonesa, quesos, huevos, embutidos (excepto embutidos dietéticos).
  • Chips, bebidas carbonatadas, carnes ahumadas, conservas.
  • Mantequilla, crema agria grasa, leche entera.

Tampoco agregue azúcar a las gachas ni al soufflé de requesón. No se recomienda el uso de tomates frescos en la nutrición de los niños después de vomitar; se pueden guisar y agregar de esta forma a guisos y sopas de verduras. Si un niño vomita es necesario consultar a un especialista para aclarar su causa y tratamiento. En casos sencillos, puede tomar medidas usted mismo.

La restauración de la digestión después de los vómitos es apropiada solo después de eliminar su causa. Para los bebés, el mejor alimento después de tales manifestaciones es la leche materna. Puede comenzar a alimentar a un niño mayor con alimentos bajos en grasa, papillas con leche diluida y pan rallado de trigo. No se recomienda incluir en la dieta productos encurtidos ahumados y fritos. El régimen suave dura de 5 a 7 días después del vómito.