¿Cómo aumentar la salud masculina y la libido con el biohacking?

¿Cómo aumentar la salud masculina y la libido con el biohacking?

El biohacking ayuda a normalizar la salud masculina. Permítanme explicar con ejemplos:

  1. La impotencia. Puede haber muchas causas de la disfunción eréctil y, a veces, el problema no es ni siquiera el tratamiento, sino entender qué la ha causado. La mayoría de las veces pueden ser problemas psicológicos, problemas en el sistema nervioso central, trastornos hormonales, obesidad, diabetes, lesiones, etc. La mayoría de las causas de la impotencia se previenen llevando un estilo de vida biohacking (neurohacking, gadgets inteligentes, dieta biohacking, actividad física moderada, control de vitaminas, minerales, hormonas…). Es decir, el biohacking ni siquiera consiste en tratar, sino en reducir la probabilidad de problemas;
  2. Prostatitis. Hay muchas razones para su aparición. Las principales: el sedentarismo, la psique, la mala vida sexual, los malos hábitos, las infecciones, la mala alimentación… La solución también son los hábitos de los biohackers, el pensamiento biohacker, la digitalización del cuerpo (permite encontrar los problemas a tiempo), etc;
  3. Problemas y complejos psicológicos masculinos. La consecuencia de esto puede ser la falta de comunicación con el sexo opuesto en los heterosexuales, la falta de motivación y energía, la pasividad, la no satisfacción con la vida y la manifestación de diversas enfermedades. El neurohacking con un enfoque científicamente probado (terapia cognitivo-conductual) puede ayudar a hacer frente a estos problemas.

Al practicar el biohacking, o al menos llevar una vida sana, no te garantizas estar 100% libre de problemas de salud. Sin embargo, se reduce en gran medida la probabilidad de problemas y se mejora la calidad de vida. Además, puede aumentar en gran medida su libido y la calidad de su vida sexual. Así es como funciona…

Los mejores consejos de biohacking para aumentar la libido y mejorar la potencia masculina

1. Comer más hierro

El hierro es necesario para suministrar oxígeno a las células y la reducción del deseo sexual puede ser uno de los síntomas de la falta de hierro. Por ello, no está de más añadir a tu dieta alimentos ricos en hierro, como el hígado o la carne de vacuno, así como las pasas y la remolacha para ayudarte a reponer las reservas de hierro.

2. Comer menos hidratos de carbono

Los hidratos de carbono son una de las principales fuentes de energía para el ser humano, pero sólo cuando los consumes con moderación. Porque cuando se convierten en un exceso, no sólo se corre el riesgo de engordar, sino también de enfrentarse a un empeoramiento de la vida sexual.

Entre los alimentos más insidiosos que pueden dañar tu libido:

  • refrescos (de cualquier tipo);
  • salchichas;
  • pan blanco;
  • patatas fritas.

Estamos de acuerdo, todos los anteriores son muy sabrosos, y con estos alimentos no quieren despedirse en absoluto. Sugerimos un compromiso: comerlos con menos frecuencia y con moderación. Y sustituye el pan blanco por pan de salvado o de centeno (créeme, no son peores).

3. Cuidado con el azúcar

Al igual que ocurre con los carbohidratos, un exceso de azúcar provoca un aumento de peso, riesgo de diabetes y problemas de potencia masculina.

Algunos científicos sostienen que nuestro cuerpo no necesita especialmente el azúcar, pero en el último siglo su consumo se ha multiplicado por 20. La solución es vigilar exactamente la forma en que se consume. Que sea menos confitería y más fruta (también en conserva). Y si no puedes vivir sin chocolate, da preferencia al chocolate negro: es más natural y saludable que sus otros hermanos dulces.

4. Acostúmbrate a usar aceite de oliva

Podríamos decir simplemente que es bueno para ti, pero seguramente querrás saber en qué consiste. Hay varias razones:

  1. En primer lugar, el aceite de oliva ayuda al sistema cardiovascular, lo que significa que mejora la circulación sanguínea;
  2. En segundo lugar, el ácido oleico que contiene ayuda al buen funcionamiento del hígado, que es el responsable del procesamiento del estrógeno, cuyo nivel aumentado afecta negativamente a la potencia;
  3. Y, por último, el aceite de oliva era muy apreciado y constantemente utilizado por los antiguos griegos, que eran famosos en todo el mundo no sólo por su inteligencia y fuerza, sino también por su fertilidad.

5. Bebe los tés «adecuados»

Todos tenemos sed de vez en cuando. Arriba hemos visto que los refrescos son malos para la salud de los hombres, al igual que las bebidas alcohólicas. Por lo tanto, para aumentar la libido durante el día es mejor beber agua, zumo o té. Y este último podría ser su fiel ayudante para mejorar la salud de los hombres.

Los científicos más útiles consideran el té verde, el té con menta y el té de jengibre.

6. Haz ejercicios que ayuden a tu potencia

El trabajo sentado no sólo es aburrido a veces, sino que siempre no es bueno para la circulación de la sangre en el pene. Así que los hombres que trabajan en una oficina deberían hacer ejercicio no sólo porque es genial, sino también porque es bueno para su potencia.

Aquí, por cierto, hay una lista de los ejercicios más útiles para la causa:

  • carreras de 20 minutos;
  • ciclismo;
  • sentadillas;
  • ejercicios con barra;
  • giros pélvicos y elevaciones.

7. Darse duchas de contraste

Después del esfuerzo físico, una ducha de contraste no sólo elimina el sudor, sino que también alivia la tensión muscular. Y, al mismo tiempo, mejora la circulación sanguínea (muy útil para el trabajo del principal instrumento masculino).

Así que recuerda la fórmula: 30 segundos de agua caliente => 30 segundos de agua fría. Lo ideal es repetir el cambio de temperatura 10 veces.

8. Utiliza los olores para aumentar la potencia

Algunos aceites esenciales pueden actuar como afrodisíacos. Aquí tienes una lista de los que te ayudarán a aumentar la atracción:

  • pomelo;
  • jazmín;
  • ylang ylang;
  • bergamota;
  • nuez moscada;
  • pachulí.

9. Aprende a relajarte y a estar tranquilo

La tensión, la fatiga y el estrés físico y emocional son algunos de los mayores enemigos de tu potencia. Si en el trabajo hay un terrible apuro o una situación de crisis que aún no has sabido resolver, los problemas en el sexo serán bastante lógicos y naturales.

Así que aprende a relajarte, a cambiar, a calmarte, y tal vez incluso a meditar, y entonces recuperarás el deseo no sólo para el sexo, sino también para la vida.


No more posts
No more posts