¿Cómo preparar adecuadamente los exámenes y superar el estrés?

¿Cómo preparar adecuadamente los exámenes y superar el estrés?

El estrés no es una ficción para no hacer nada. El estrés es uno de los estados de nuestro cuerpo. Sus síntomas son: temblores de las extremidades, sudoración profusa, fatiga, somnolencia, insomnio, falta de voluntad para hablar con alguien, sensación de malestar. A veces el estrés puede provocar depresión, mal humor y apetito.

El estrés suele producirse cuando tenemos un problema urgente que resolver. Este tipo de condiciones pueden darse en estudiantes que no saben prepararse adecuadamente para los exámenes. ¿Por qué? Porque hay una gran cantidad de información, pero no hay suficiente tiempo para absorberla.

Hay algunos consejos sencillos que pueden ayudar a responder a la pregunta de cómo afrontar el estrés antes de los exámenes. Aquí los tienes:

  1. No te sientes frente al ordenador todo el día. Distráete, llama a un amigo, pasea por la casa, escucha música que te distraiga, simplemente túmbate con los ojos cerrados y escucha el silencio;
  2. Come bien. Intenta no comer mucho picante ni calorías. En su lugar, come una ensalada, que es sabrosa y saludable. No abuses del alcohol. Date un capricho con algo dulce, como el chocolate, te levantará el ánimo;
  3. Recarga tu cerebro. Puedes hacerlo con café o chocolate amargo, o con nootrópicos. Pero no te excedas. El alimento más útil para el cerebro es el pescado, sus variedades grasas, pero no confíes sólo en la cocina y elige comidas con menos carbohidratos;
  4. No dejes de dormir. Para la asimilación de grandes cantidades de información, la calidad del sueño es muy importante. Intenta acostarte y levantarte a la misma hora;
  5. Mantente ocupado cuando no estés estudiando para un examen. Habla con tus amigos, mira la televisión, sal a pasear, pero lo más importante es que no te quedes en casa. Es deprimente;
  6. Elógiate a ti mismo. Esto es necesario para darte confianza y sintonizarte de forma positiva. Dígase todos los días que es bueno y que tendrá éxito. Lo principal es creer;
  7. No te dejes llevar por el perfeccionismo. Sí, nadie quiere sacar una mala nota en el examen. Pero una mala nota no es el fin del mundo. Todo se puede arreglar.

Recuerda que tienes personas cercanas y amigos que siempre te apoyarán y ayudarán en un momento difícil, te darán consejos sobre cómo prepararte adecuadamente para los exámenes. Por ejemplo, tus padres, que también aprobaron alguna vez los exámenes. Estarán encantados de ayudarte y darte valiosos consejos.

También puedes pedir apoyo a tus compañeros de instituto y a tus amigos. Habla con los que ya han aprobado el examen, probablemente te dirán qué hacer y cómo hablar correctamente.

La preparación psicológica para los exámenes bajo la dirección de un psicólogo experimentado no será superflua. Él te ayudará y te dirá cómo no confundirte y te enseñará a controlar tus emociones.

Y ahora algunos consejos sobre cómo prepararse correctamente para los exámenes:

  • Repite el material a menudo, pero en pequeñas porciones. Descansa cada 15 ó 20 minutos;
  • Debes seleccionar para ti las cosas más importantes, no es necesario memorizarlo todo, de lo contrario te confundirás en un flujo de información demasiado grande;
  • El momento «bueno» para memorizar el material lo determinas tú mismo: cuando memorices mejor lo que has leído. Lo principal es no planificar demasiado el trabajo;
  • Inmediatamente antes del examen, asegúrate de dormir bien. La somnolencia no te ayuda;
  • ¡Un aspecto fresco, alegre y saludable, una actitud positiva es la clave del éxito! Acuérdate de ello;
  • Ante la puerta del aula a veces da miedo. ¡Pero no debes tener miedo! Para sobrellevar tu emoción, respira profundamente y exhala varias veces;
  • Cuando cojas el billete, determina por ti mismo las preguntas que vas a responder primero. Recuerda: el examinador tratará de averiguar lo que sabes;
  • No te dejes llevar por el pánico. El pánico le impide pensar y evaluar adecuadamente la situación. Intenta distraerte en los exámenes, por ejemplo, mirando por la ventana.

Y por último: cada uno de nosotros tiene miedos, emociones, ambiciones, rasgos de carácter y habilidades personales. Por lo tanto, no hay una respuesta universal a la pregunta «¿Cómo preparar adecuadamente los exámenes y superar el estrés?». Debes tratar de encontrar tus propios puntos fuertes y tu propio camino. Lo principal es creer en ti mismo, y seguro que lo consigues. Buena suerte.


No more posts
No more posts