¿Cómo aprender la hipnosis por su cuenta?

¿Cómo aprender la hipnosis por su cuenta?

Todos hemos oído hablar de la hipnosis. Pero sólo una parte de nosotros se pregunta cómo aprender la hipnosis, y busca cursos de formación o un profesor que pueda enseñar esta técnica para influir en la mente subconsciente. Y la otra parte, que quiere aprender, busca una respuesta a la pregunta de si es posible aprenderla sin formación médica.

Pues bien, la respuesta es que ambos pueden lograr su objetivo, ya que cualquiera de nosotros puede aprender hipnosis si se fija una meta, reúne la información necesaria sobre cómo aprender hipnosis, elige una forma de lograr el resultado y concentra sus esfuerzos en esta dirección. Otra pregunta: ¿realmente la necesitas?

¿Qué significa el término «hipnosis»?

La hipnosis es un procedimiento para poner a una persona en trance mediante ciertas influencias, como medicamentos, estímulos monótonos u otros métodos.

Muchas personas afirman que una de las opciones para cambiar el estado de conciencia es la hipnosis, pero tal término es pseudocientífico porque crea la ilusión de que todo es bastante sencillo y comprensible con la hipnosis, cuando en realidad no existe una teoría única de la hipnosis debido a las muchas hipótesis diferentes que dan explicación a la hipnosis, y también por la gran variedad de tipos de hipnosis. Por lo tanto, sería más correcto considerar la hipnosis como un tipo de trance.

Se entiende por trance la concentración total de la atención en un estímulo externo o interno, cuando la mente es menos crítica en el procesamiento de la información. En otras palabras, en tal estado cualquier información penetra en nuestra conciencia sin control ni análisis racional.

El sujeto, que está bajo la influencia de la hipnosis, se concentra en las sugerencias del hipnotizador. Esta es la esencia de la hipnosis, es decir, se pone a la persona en estado de trance para su posterior sugestión, aunque es admisible la hipnosis sin sugestión, al igual que la sugestión puede realizarse sin entrar en estado de trance.

¿Por qué la gente necesita aprender esto?

La gente suele tener varios propósitos para aprender técnicas de hipnosis. Algunos desean manipular a otros de esta manera, mientras que otros quieren explorarse mejor a sí mismos con dichas técnicas.

El interés por saber cómo aprender la hipnosis por uno mismo suele deberse a que experimentar con la propia mente es sumamente interesante, y el estado de trance es bastante agradable, ya que permite resolver diversos problemas mentales, «despejar» el cerebro, activar la actividad cerebral o aliviar el estrés cayendo en un estado de relajación.

Hay que recordar que cuando aprendemos los fundamentos de cómo aprender hipnosis en casa, nos exponemos a un peligro potencial. Es posible caer en un trance tan profundo que es imposible salir de él sin la ayuda de un especialista.

Afortunadamente, esto es bastante difícil de hacer. Para aprender a entrar en un estado de trance tan profundo, harían falta años de duro entrenamiento. Para aprender a aprender la hipnosis es necesario no sólo leer la literatura pertinente, sino también aprender no sólo para fijar, sino también para fortalecer el estado de trance espontáneo.

La habilidad de entrar en trance por uno mismo se consigue gradualmente. Algunas personas (por ejemplo, algunos vendedores) no sienten la necesidad de formarse sobre cómo aprender la hipnosis por sí mismos, pero son capaces de hipnotizar inconscientemente a los clientes, provocándoles para que hagan compras innecesarias para ellos.

El hipnotizador debe tener una confianza absoluta en sus capacidades. Debe estar presente tanto en el nivel consciente como en el subconsciente. En ella está toda la esencia del hipnotizador. Este sentimiento debe cultivarse gradual y cuidadosamente. La capacidad de hipnosis se ve disminuida por cualidades como la falta de sinceridad, la adicción al alcohol o a la nicotina, el consumo regular de café y otras bebidas estimulantes.

También hay una serie de condiciones y reglas necesarias para que la hipnosis tenga éxito. Una de las variantes difíciles de la hipnosis es la «Hipnosis Voyeurista». Este método parece verdadera magia, ya que permite poner a una persona en estado de hipnosis sin hundirla en un sueño. El objetivo del hipnotizador es penetrar en el subconsciente atravesando la conciencia. Le contaremos más sobre esto en los siguientes artículos de nuestro sitio web.


No more posts
No more posts