¿Cómo afecta la capacidad de decir «No» a tu éxito y riqueza?

¿Cómo afecta la capacidad de decir «No» a tu éxito y riqueza?

Muy a menudo intentamos «exprimir» demasiadas cosas, tareas y deseos en nuestras vidas. Pero, por desgracia, nuestros días en la Tierra son siempre limitados, y simplemente no tenemos tiempo para hacer todo lo que queremos.

Por eso, cada uno de nosotros debe ordenar sus prioridades para elegir las cosas más importantes y significativas. Al fin y al cabo, el principal secreto de la gestión del tiempo no consiste en ser lo más eficiente y productivo posible, sino en decidir qué descuidar y a qué renunciar (es decir, el secreto de establecer las prioridades adecuadas).

A continuación te contamos los 4 pasos sobre cómo hacerlo.

1. Márcate objetivos a largo plazo

«¿Qué quiero de la vida?» Esta pregunta no sólo comienza con la gestión del tiempo, sino también con el camino hacia el bienestar financiero sostenible.

Un poderoso efecto secundario de encontrar una respuesta a esta pregunta es filtrar las «prioridades de segundo orden», es decir, aquellas cosas y tareas que no son realmente tan importantes para nosotros.

Sea lo que sea, si no es una de las cinco cosas más importantes que quieres conseguir en la vida, debes renunciar a ella con firmeza (o delegar la tarea en otra persona inmediatamente).

Saber decir NO es la clave de una vida plena y rica.

2. Calcular los costes de oportunidad

Permítame explicar primero el término «coste de oportunidad». Se trata de los beneficios potenciales que una persona deja de obtener por negarse a hacer algo. Como la mayoría de las veces estos «beneficios perdidos» son invisibles, es fácil no verlos. Sobre todo si no se está acostumbrado a pensar en estas categorías.

Calcular varias alternativas le permite tomar las mejores decisiones. Incluso desde el punto de vista financiero: comparando todos los beneficios y costes de cada alternativa posible.

Para que quede más claro, he aquí un ejemplo:

Cualquier inversor se enfrenta a menudo a una difícil elección en la que es más rentable invertir su dinero

  1. comprar bienes inmuebles para alquilar;
  2. o comprar acciones en el mercado de valores.

Un inversor principiante casi siempre elige la primera opción, ya que le resulta más familiar y comprensible (especialmente en caso de que haya leído libros de Robert Kiyosaki). Un inversor experimentado entiende perfectamente que los bienes inmuebles son la peor opción para invertir dinero (por su bajísima liquidez y la constante caída de su valor en el equivalente en dólares).

3. Tenga en cuenta que su tiempo es limitado

4.000-5.000 semanas. Este es el tiempo medio que podemos esperar vivir en este mundo.

No tanto…

Así que debemos dejar de engañarnos pensando que aún tenemos mucho tiempo por delante. Debemos decidirnos inequívocamente:

  1. ¿Qué es importante para nosotros y qué no lo es?
  2. ¿Qué debemos hacer (y qué no) en nuestra vida profesional?
  3. ¿Cómo vamos a aumentar nuestros ingresos?
  4. ¿Cómo crearemos riqueza y capital financiero?

Cada uno de nosotros tiene que tomar decisiones difíciles, pero no hay ninguna alternativa digna. Porque no podemos «abrazar la inmensidad». Y la exclusión de lo «infinito» llevará a una expansión de los parámetros de lo posible.

4. Aprender a filtrar los flujos de información

Para tener éxito en esta vida, es importante no sólo lo que lees, sino también lo que NO LEES. La mala información y la desinformación te echarán para atrás y, finalmente, en tu vejez te decepcionarás al comprobar que no has sido capaz de acumular capital ni de crear nada significativo en la vida.

Esto es «sumar por restar». Es la criba del ruido informativo. Es la criba de todo lo superfluo.

Evita leer las noticias publicadas en los medios de comunicación financieros. Lea sólo artículos y blogs útiles en los que la gente no sólo escriba, sino que también piense y comparta sus pensamientos (como los nuestros).

Al hacerlo, no permitirá que su pensamiento se convierta en el de otra persona. Al hacerlo, aprenderás a pensar por ti mismo, a sacar tus propias conclusiones que te beneficien sólo a ti, no a otra persona. Acostúmbrate a tomar decisiones sobre tu dinero por ti mismo, no bajo presión externa.


No more posts
No more posts