¿Qué le pasa al cuerpo si come muchas semillas de girasol?

¿Qué le pasa al cuerpo si come muchas semillas de girasol?

Las pipas de girasol no sólo son un tesoro de vitaminas y minerales saludables, sino también un alimento muy adictivo. Una vez que empiezas a comerlas, puede ser difícil parar. 🙂 Pero, ¿qué ocurre si comes semillas en grandes cantidades? ¿Cómo afectará a tu salud?

En realidad, no ocurrirá nada terrible si las comes con moderación. Por el contrario, si comes muchas semillas de girasol y éstas son de calidad y origen desconocidos, existe un gran riesgo de perjudicar tu salud.

Los beneficios de comer semillas de girasol

1. Su sistema cardiovascular será más fuerte

Las semillas de girasol contienen muchas sustancias útiles. Entre ellas están las grasas vegetales, las vitaminas liposolubles, el magnesio, el zinc, el calcio y las vitaminas del grupo B.

Tan sólo 50 gramos de semillas de girasol son suficientes para satisfacer plenamente las necesidades diarias de vitamina E. Este potente antioxidante neutraliza los efectos dañinos de los radicales libres en nuestro organismo

La vitamina E previene el desarrollo de muchas enfermedades: aterosclerosis, infarto de miocardio, trombosis de venas y arterias. El consumo diario de semillas de girasol puede reducir los niveles de colesterol en sangre.

2. Su sistema digestivo funcionará mejor

Las semillas contienen mucha fibra, que mejora el tracto gastrointestinal. También normalizan el equilibrio ácido-base. Por eso se recomiendan a menudo como remedio para la acidez de estómago.

3. Levantan el ánimo y mejoran la función cerebral

El consumo de una pequeña cantidad de semillas de girasol tiene un efecto positivo en la función cerebral: mejora la memoria y aumenta la concentración. Las semillas de girasol contienen ácidos grasos omega-3, que aumentan la actividad cerebral y tienen un efecto positivo en todo el organismo. Además, contienen triptófano, que estimula la producción de serotonina en el cerebro.

Y, por supuesto, nuestro sistema nervioso se calma y se recupera la tranquilidad. Al romper las semillas de girasol, nos distraemos muy rápidamente de las preocupaciones y los problemas acuciantes. También con su ayuda podemos reducir el deseo de fumar.

Ahora hablemos de los contras.

Los peligros de comer semillas de girasol

1. Alta posibilidad de ganar exceso de peso

A pesar de su pequeño tamaño, las pipas de girasol son un producto muy calórico. En 100 gramos hay unas 600 kcal. ¡Y esto es una comida completa! Si comes un paquete de pipas de girasol todos los días, puedes ganar mucho peso.

Además, no debes comer semillas de girasol tostadas. Al freírlas se destruyen sus nutrientes o se vuelven perjudiciales.

2. Pueden arruinar el esmalte de los dientes

Si comes semillas de girasol a menudo, los dentistas no te alabarán. El hecho es que pueden aparecer grietas y caries. Debido a la presión constante sobre los dientes, el esmalte se va adelgazando. Posteriormente, puede agrietarse, lo que puede hacer que el diente se rompa por completo.

3. Pueden contener sustancias nocivas

El girasol es una planta muy susceptible, por lo que absorbe todo del entorno. También absorbe los gases de escape y los productos químicos.

¿Qué le pasa al cuerpo si come muchas semillas de girasol?

A esta planta le gusta especialmente el cadmio. Al acumularse en el cuerpo humano, este elemento provoca daños en los sistemas urinario y reproductor. Los riñones se ven especialmente afectados. Además, debido a la reducción de la absorción de hierro, suele producirse anemia.

Para reducir el riesgo de comer semillas en mal estado, compre sólo las mismas marcas de confianza, o mejor aún: cómprelas peladas, sin la piel.

Si como muchas pipas de girasol, ¿puedo tener apendicitis?

Estas cosas no están relacionadas entre sí. Aunque mucha gente cree en este mito. Antes se creía que las cáscaras de las semillas y los huesos de la fruta ingeridos «obstruyen» el ciego y provocan una inflamación. Pero los médicos hace tiempo que desmintieron esta posibilidad de infección.

Los médicos han estudiado 2.000 historias de casos con la enfermedad «apendicitis». Sólo ocho pacientes tenían restos de semillas en el apéndice.

¿Comer o no comer?

Como hemos visto, este producto tiene tanto ventajas como inconvenientes. Sin embargo, los beneficios de las semillas de girasol y las vitaminas y minerales que contienen siguen siendo mayores que los posibles perjuicios. Pero la calidad del producto no es menos importante (no hay que olvidar los efectos de los gases de escape y otras sustancias químicas).

Sin embargo, es mejor no abusar de las semillas y no comerlas más de dos veces por semana. Y es mejor dar preferencia a las que no están tostadas.


No more posts
No more posts