10 cosas que no deberías contar a tus familiares

10 cosas que no deberías contar a tus familiares

¿De qué trata este artículo? En resumen, sobre el hecho de que la felicidad ama el silencio.

Pero, ¿dónde está el límite del silencio? ¿Qué tan cerca debe estar? Probablemente sea extraño para alguien escuchar estas cosas, porque no debería haber secretos entre personas cercanas y queridas.

Pero no es así. Muchos psicólogos dicen que en nuestras vidas hay cosas sobre las que es necesario guardar silencio, incluso con sus seres queridos. Sí, sí es exactamente así, ¡hay cosas de las que no se puede hablar ni siquiera con los seres queridos! Y aquí hay una lista de esas cosas. ¡Guarda silencio sobre ellas!

1. Tus ganancias

Este es un error bastante común que mucha gente comete. También es un error estúpido. No importa cuánto dinero tengas, no deberías decírselo a tu familia.

Si tienes una buena posición económica, tus familiares pueden empezar a repartir tus ingresos. Te dirán en qué debes y no debes gastar tu dinero. Tu sueldo se gastará mentalmente, aunque tú ni siquiera lo sabrás.

2. Tus deudas

Este tema es bastante difícil, y poca gente quiere discutirlo con sus familiares. Realmente no quieres hablar de tus deudas, porque sólo puedes conseguir una cosa: el desprecio. Incluso tus familiares no te verán como un pagador responsable, sino como un deudor.

3. Tus gastos

Puedes utilizar el dinero que tanto te ha costado ganar como quieras. Y no tienes que responder ante nadie por tus gastos. Si te apetece, puedes comprar lo que quieras en la tienda, ir a cafés y restaurantes.

Y es mejor no hablar de ello. Porque probablemente la gente empezará a juzgarte por ser un derrochador, empezará a darte consejos que creen que deberías seguir sin duda.

4. Tus problemas

Tus problemas son sólo tuyos y no conciernen en absoluto a tus familiares. Por lo tanto, no te apresures a contarlos.

¿Por qué? En primer lugar, todos los cotilleos provienen de los familiares, que pueden, sin siquiera pensarlo, soltar a los de fuera lo que no es necesario. En segundo lugar, a menudo sucede que la familia no puede entender y asumir los problemas en sí mismos. Te juzgarán y consultarán con otras personas para encontrar la manera de ayudarte.

5. Tus adicciones

Puede que tengas hábitos de los que te cueste mucho salir. Cada familia reacciona de forma diferente a esto. No tienes que hablar de ello o tu familia puede dejar de comunicarse contigo.

6. Tus perspectivas

Si tu jefe te ha dicho que te están considerando para un ascenso y que te van a subir el sueldo, no se lo cuentes a tus familiares. Ten paciencia, porque todo puede cambiar cien veces. Hasta que consigas lo que quieres, ¡es mejor mantenerlo en secreto!

7. Tus planes de compra

Hay cosas que sólo te gustan a ti, así que si estás pensando en alguna compra importante para ti, no se lo digas a tus familiares. Puede que no les parezca interesante y te disuadirán, acusándote de tirar tu dinero. Por qué querrías hacer eso?

8. Tus planes de vacaciones

Si estás planeando unas vacaciones lejos de tus familiares, es mejor que no les cuentes tu viaje. En un caso extremo, puedes decir que te vas por algún asunto, de lo contrario pueden empezar a pedirte que te acompañen o de nuevo te acusarán de despilfarro.

9. Tus planes para un nuevo trabajo

Si planeas cambiar de trabajo y marcharte a uno nuevo, no se lo digas a tu familia de inmediato. Alguien se preocupará por ti, a alguien no le gustará tu nuevo trabajo. Peleas, consejos, dudas, no lo necesitas si has decidido el paso responsable.

10. Tus planes para el futuro

Todo el mundo tiene algunos planes y sueños, pero no deben convertirse en un tema de discusión con otras personas. Dirígete a tu objetivo con tranquilidad y calma, sin atraer una atención indebida y crear un ruido innecesario. Créeme, ¡así afrontarás todos los obstáculos del camino mucho más rápido y fácil!


No more posts
No more posts