¿Quién es tu ángel de la guarda? Reconócelo por su fecha de nacimiento

¿Quién es tu ángel de la guarda? Reconócelo por su fecha de nacimiento

Al nacer, todos recibimos un ángel de la guarda, que nos protege de las desgracias y las malas acciones, y nos advierte de los problemas inminentes.

Sueños proféticos, intuición o «sexto sentido», señales diversas: así es como un guardián invisible intenta ponerse en contacto. A veces se debilita o se pierde por completo. Entonces comienzan los problemas en la vida personal, con la salud, las dificultades en los negocios, los desacuerdos en el trabajo con los superiores o los compañeros, etc. Para restablecer la alianza con un ángel, hay que averiguar quién es.

¿Cómo podemos reconocer a nuestro Ángel de la Guarda?

La información sobre el protector invisible está cifrada en la fecha de nacimiento de la persona protegida por él, y no es difícil de averiguar. Si se suman todos los números de la fecha de nacimiento, entonces se revelará el sexo del protector celestial. Por ejemplo, la fecha es el 30 de julio de 1986:

3+0+0+7+1+9+8+6=34

El resultado es un número par, por lo que el ángel es masculino, y viceversa, el número impar es femenino. Y recuerda que el 0 es un número par.

De forma similar, puedes averiguar la edad del guardián y su elemento, sólo tienes que sumar la fecha y el mes de nacimiento:

30+7=37

Es un hecho interesante que la edad de un ángel se mantiene igual durante toda la vida del alma que se le confía.

¿Quién es tu ángel de la guarda? Reconócelo por su fecha de nacimiento

Un solo dígito de la fecha de nacimiento o, si los dígitos son dos, el último, revelará información más detallada sobre los rasgos propios del ángel de la guarda:

0 – «Fuego». Los protectores de fuego son muy fuertes, valientes y están dispuestos a asumir cualquier riesgo y a luchar por sus protegidos hasta la victoria final. A las personas que protegen se les suele llamar el favorito de la fortuna o el predilecto de la misma.

1 – «Santidad». Estas criaturas celestiales son amables y silenciosas, pero son ayudantes muy activos. Los iconos representan, junto con los santos, los rostros de estos mismos ángeles. Sus pupilos son los más capaces de sacrificarse por el bien de los demás.

2 – «Luz». Ángeles de luz con grandes alas blancas, siempre están presentes. Les gusta comunicarse con sus protegidos a través de espejos o sueños. La persona a la que protegen suele tener pecas o marcas de nacimiento prominentes en la cara.

3 – «Aire». Estas criaturas etéreas tienen grandes alas invisibles y un carácter temerario. Siempre se ocupan de sus propios asuntos y sólo acuden al rescate si se les pide.

4 – «Sabiduría». Ángeles muy inteligentes y sabios, que ayudan a elegir la decisión correcta. Las personas bajo su tutela también son inteligentes, con éxito en sus estudios y carreras, tienen buena intuición.

5 – «Metal». Ángeles de la guarda fuertes, valientes y fríos. Acuden al rescate si una persona está rota y llorando. Cuanto peor está una persona, más fuerte se vuelve el protector. Sus pupilos suelen ser longevos.

6 – «Arco Iris». Son criaturas celestiales alegres, que levantan el ánimo en los momentos de tristeza. Pueden cambiar su apariencia, dar pistas en sueños. Las personas custodiadas por ellos son poco comunes y están dotadas de talentos creativos.

7 – «Energía». Es el elemento de los intercesores más resentidos, aunque fieles y leales. Si una persona no hace caso a sus advertencias, se alejan. Y sólo vuelven cuando se les pide encarecidamente que lo hagan.

8 – «Humanos». Estos ángeles son las almas de los seres queridos y familiares fallecidos. Siempre acuden al rescate, cuidando y atendiendo constantemente al pupilo.

9 – «Calidez». Ángeles optimistas con alas cálidas. Para estar más cerca del hombre, toman la forma de animales. Las personas bajo su protección viven en armonía y tranquilidad.

Ahora que tiene esta información sobre su protector celestial, puede imaginar quién y qué es, así como fortalecer aún más la conexión con él. Sólo debes escuchar tu intuición, prestar atención a las distintas señales y sueños proféticos. Y también, no te olvides de agradecer a tu protector celestial de vez en cuando su ayuda.


No more posts
No more posts