Código de miositis según ICD-10

La miositis es una enfermedad de los músculos esqueléticos (estriados transversales) caracterizados por la inflamación de diversas etiologías, proliferación y exudación de fibras musculares con infiltración predominante de leucocitos. En la clasificación internacional de enfermedades, la miositis tiene el Código M. 60 y se clasifica como una enfermedad muscular inflamatoria. La patología se manifiesta por el dolor localizado y durante el curso agudo puede limitar significativamente la capacidad del paciente para moverse independientemente, el autocuidado y el desempeño de las tareas profesionales, que es la base para emitir una licencia por enfermedad.

La duración de la licencia por enfermedad para la miositis se determina no solo por las condiciones de trabajo y la especialidad del paciente, sino también por su edad, así como el grado de riesgo de posibles complicaciones y consecuencias negativas. En algunos casos, el retorno anterior al trabajo puede causar movilidad restringida en el segmento afectado, la calcificación de los músculos inflamados y la discapacidad, por lo que el examen de la discapacidad temporal en la miositis implica una evaluación integral de todos los factores y condiciones de trabajo.

Código de miositis según ICD-10

Código de miositis según ICD-10

¿Qué es?

El término “miositis” se refiere a cualquier enfermedad inflamatoria de los músculos estriados transversales, caracterizado por el desarrollo progresivo de la miastenia gravis (síndrome de debilidad muscular), así como la atrofia parcial o completa del tejido muscular debido a los cambios en los índices tróficos de las fibras musculares. Los cambios fisiopatológicos y morfológicos en la miositis están representados por los siguientes procesos:

  • proliferación (crecimiento excesivo) del tejido muscular;
  • Formación de un eje de infiltración (leucocítico) que limita el enfoque de la infección en áreas con cambios necróticos en la fibra muscular (en la miositis infecciosa);
  • Reacción inflamatoria difusa con la formación de abscesos y cápsulas piógenas (membranas purulentas);
  • trastornos circulatorios graves (en casos severos, es posible una parada completa de la sangre y el movimiento linfático);
  • Acumulación de fluido exudativo fibrinoso que contiene una gran cantidad de polinúcleos con granularidad neutrofílica.

Músculos inflamados en la miositis

Músculos inflamados en la miositis

Los músculos estriados transversales en la miositis se espesan, se desarrollan los cambios de tejido muscular, los cambios atróficos en la estructura del músculo afectado. El paciente siente que aumenta la debilidad muscular, el dolor en los músculos y las articulaciones. Con el tiempo, tales pacientes experimentan una limitación progresiva de la movilidad. Una complicación bastante común de la miositis es la calcificación (calcificación) del tejido muscular inflamado y los músculos vecinos. La inflamación infecciosa (especialmente las formas purulenta s-necróticas) puede conducir a la penetración de las bacterias resistentes al torrente sanguíneo sistémico y al desarrollo de una reacción inflamatoria mortal: la sepsis en la sangre.

¡Prestar atención! A pesar de que con el diagnóstico oportuno de la miositis de cualquier etiología es lo suficientemente bien como para ser tratado, la patología puede provocar el desarrollo de complicaciones graves, por lo que si aparecen dolor y rigidez en los músculos, no retrase una visita al médico.

Causas de la enfermedad

Hay muchas razones que pueden causar inflamación de los músculos esqueléticos. Uno de los factores principales es la carga física irracional que no corresponde al entrenamiento y la preparación física de la persona, así como a su edad. La mayoría de las veces se detecta la miositis en personas que permanecen en una posición de cuerpo estático durante mucho tiempo (trabajadores de oficina, conductores), que regularmente experimentan mayores cargas de fuerza (atletas profesionales) o están expuestos a microtraumas y lesiones. La miositis también se considera una enfermedad “ocupacional” de los nadadores, en la que el daño muscular esquelético primario puede ser el resultado del espasmo o calambres musculares severos durante una natación.

Los trabajadores de la oficina tienen más probabilidades que otras profesiones a sufrir miositis

Los trabajadores de la oficina tienen más probabilidades que otras ocupaciones a sufrir miositis

Aproximadamente el 9. 1% de los pacientes diagnosticados con miositis crónica son individuos que están bajo estrés constante, viven en un ambiente socialmente desfavorecido o sufren de adicción al alcohol y las drogas. La tensión muscular es una reacción protectora natural del organismo en respuesta al impacto de los factores de estrés, por lo que las personas que experimentan tensión emocional constante tienen un alto riesgo para el desarrollo de enfermedades musculares. Esto también puede incluir pacientes con trastornos neuróticos, depresivos y psicógenos.

Las sustancias venenosas contenidas en el alcohol y el humo del tabaco afectan negativamente la absorción de vitaminas útiles, la digestión de proteínas y aminoácidos, lo que determina la alta frecuencia de miositis y otras lesiones no especificadas de los músculos esqueléticos en pacientes con alcohol y adicción al tabaco.

Causas de miositis

Causas de miositis

Otras causas de la miositis también pueden incluir:

  • Trauma a los músculos y estructuras cercanas de hueso y cartílago;
  • Enfermedades infecciosas (incluidas las patologías del sistema respiratorio: dolor de garganta, influenza, faringitis, neumonía, etc.);
  • hipotermia;
  • Enfermedades crónicas del sistema musculoesquelético (el número máximo de casos de miositis se diagnostica en pacientes con osteocondrosis y hernias intervertebrales);
  • Infestación crónica de helmintos.

La miositis parásita es bastante rara y tiene sus propias características morfológicas. El parásito ingresa al músculo mediante difusión ascendente del tracto digestivo y se alimenta de sangre, dañando la sangre y los vasos linfáticos. Una cápsula fibrosa se forma alrededor del parásito, que inevitablemente calcifica con el tiempo, lo que resulta en una osificación parcial de la fibra muscular. Los tejidos que rodean la cápsula mueren, y una reacción inflamatoria con la infiltración de linfocitos, neutrófilos y eosinófilos se desarrolla en el sitio de la lesión.

Áreas más a menudo afectadas por la miositis

Áreas más comúnmente afectadas por la miositis

¡Importante! Las personas que ya han sido diagnosticadas con miositis, así como pacientes del grupo de mayor riesgo para esta enfermedad, deben prestar especial atención a las condiciones de trabajo. Está prohibido trabajar en industrias dañinas (con la liberación de sustancias químicas y tóxicas), en borradores, así como en condiciones de temperatura desfavorables.

¿Qué síntomas deben remitirse a un médico?

La base para abrir una licencia por enfermedad para la miositis es el diagnóstico inicial de “daño muscular no especificado” (código IC D-10 – M. 62). Este diagnóstico antes de someterse a un examen integral se realiza sobre la base del examen físico, en el que la palpación de los puntos de activación e historial médico es de gran importancia. Los puntos de activación son áreas de dolor máximo y tensión muscular en forma de protuberancias y nódulos subcutáneos formados en lugar de inflamación

Leer también:

Localización de puntos dolorosos en la miositis

Localización de puntos dolorosos en la miositis

La identificación de los puntos de activación y los signos del síndrome del dolor miofascial es motivo de un diagnóstico provisional de miositis cuando se combina con los siguientes síntomas clínicos:

  1. Dolor muscular localizado. El paciente puede mostrar con precisión la ubicación de la sensación dolorosa o incómoda y describir la relación del síndrome del dolor con la actividad física, la exposición al estrés y otros factores externos. El dolor aumenta con la presión sobre el músculo afectado y es el resultado de la tensión muscular protectora.
  2. Hiperemia de la piel. La piel en el área de la inflamación se calienta, enrojece y debajo de la piel acumulación claramente palpable del exudado inflamatorio (externamente parece hinchazón y edema).
  3. Falta de alivio después del descanso. Este es uno de los síntomas que le permiten distinguir la miositis de otras enfermedades musculares. El dolor con la inflamación muscular no desaparece después de un descanso prolongado y puede aumentar en ausencia de esfuerzo (por ejemplo, después de una noche de sueño). Algunos pacientes describen la asociación del dolor muscular con cambios en las condiciones climáticas.
  4. Debilidad muscular . Dependiendo de qué músculos se ven afectados, el paciente puede quejarse de debilidad en ciertas partes del cuerpo. Con un curso progresivo, existe una fuerte disminución en la capacidad de autocuidado y realizar tareas laborales.

Así es como se ve un músculo afectado por la miositis

Así es como se ve el músculo afectado por la miositis

Cuando el proceso patológico se extiende a los músculos del sistema respiratorio o faringe, pueden aparecer síntomas específicos de miositis: falta de aliento, trastornos de trago, una sensación de un cuerpo extraño en la garganta, una tos moderada constante sin separación de esputo.

La miositis infecciosa a menudo ocurre en un contexto de temperatura corporal elevada y manifestaciones de intoxicación general: dolor de cabeza, falta de apetito, mareos, somnolencia, síndrome asténico.

¿Cómo se confirma el diagnóstico?

El método principal para diagnosticar la miositis es EMG (electromiografía). El estudio de la conducción muscular se puede llevar a cabo con estimulación percutánea con electrodos e inyección intramuscular de electrodos de aguja que registran oscilaciones en músculos individuales o grupos musculares. En ausencia de datos suficientes y la imposibilidad de hacer un diagnóstico, al paciente se les prescribe exámenes adicionales: análisis de sangre, radiografía, resonancia magnética, tomografía computarizada multispiral. En algunos casos, se puede usar un examen histológico del tejido muscular con biopsia (tomando material biológico).

Video: síntomas y tratamiento de la miositis

¿Es posible obtener una licencia por enfermedad para la miositis?

Se emite una hoja de discapacidad temporal en la miositis en presencia de las siguientes indicaciones:

  • Síndrome de intoxicación con hipertermia marcada y deterioro del bienestar general en la inflamación infecciosa;
  • Síndrome de dolor severo, que limita la capacidad de moverse de forma independiente y realizar tareas profesionales;
  • la necesidad de tratamiento en un hospital;
  • Recaída de la enfermedad (en los casos en que no han pasado 30 días desde la terapia anterior).

Independientemente de la forma, la miositis se codifica como M. 60 en la lista de enfermedades, pero esta codificación puede cambiar con las complicaciones detectadas o las patologías secundarias.

Codificación de miositis según ICD-10

Leer también:

Código (listado en la nota enferma) ¿Qué es este diagnóstico?
M. 60 Enfermedades inflamatorias de los músculos estriados transversales
M. 61 Calcificación (calcificación, osificación) de músculos esqueléticos, miositis osificante.
M. 62 Lesiones tisulares musculares de génesis inexplicable (no especificada)
M. 63 Enfermedades musculares asociadas con patologías endocrinológicas y que surgen en el contexto de los trastornos metabólicos.

Peligro de la miositis

Peligro de la miositis

¡Nota! La miositis se puede combinar con distrofia de fibra muscular y trastornos crónicos de la transmisión neuromuscular, que se clasifican en la clasificación internacional de enfermedades como G71 y G72.

La enfermedad de Wagner como una de las variedades de la miositis

El síndrome de Wagner se conoce como dermatomiositis, una enfermedad sistémica del músculo (incluido el músculo liso) y el tejido fibroso caracterizado por cambios en la piel y el deterioro progresivo persistente de la función motora. La dermatomiositis se refiere a tipos raros de miositis y ocurre más a menudo en pacientes femeninas de 30 a 50 años. La fisiopatología de la enfermedad de Wagner se basa en el edema de la sangre y los vasos linfáticos del canal microcirculatorio, calcificación de los músculos inflamados y las lesiones cutáneas del tipo de eritema nodular. A menudo, la enfermedad se complica por lesiones neecróticas purulentas de fibras y lesiones lisas transversales y lisas de los órganos internos: estómago, intestinos, sistema broncopulmonar, etc.

Manifestación de la enfermedad de Wagner

Manifestación de la enfermedad de Wagner

La dermatomiositis en ICD-10 se indica mediante el código M. 33. La duración de la licencia por enfermedad en esta forma de miositis está determinada por cambios morfológicos y clínicos y puede variar de 2 semanas a 3-6 meses.

Síntomas de la enfermedad de Wagner (enfermedad morada)

También puede aparecer una erupción roja o rosada de punta pequeña sobre toda la superficie del cuerpo, incluidos los párpados, las nalgas y las espinillas. Cuando la erupción heliotrópica se localiza en el área del párpado, el paciente a menudo tiene edema secundario del globo ocular

La dermatomiositis también se caracteriza por la afectación simétrica del músculo. Clínicamente, los cambios en el tejido muscular pueden expresarse mediante una limitación significativa de la actividad motora y la transmisión neuromuscular deteriorada: es difícil para el paciente subir escaleras, mantener la cabeza, doblar y realizar las actividades habituales

Otras manifestaciones clínicas de la dermatomiositis también pueden incluir trastornos del tracto digestivo (motilidad gastrointestinal deteriorada, sangrado leve) y corazón. La sintomatología cardiológica de la enfermedad de Wagner se manifiesta por los cambios en el ritmo cardíaco, el daño miocárdico, los tonos cardíacos amortiguados, la taquicardia.

Dermatomiositis

Dermatomiositis

¡Importante! La duración de la licencia por enfermedad para la dermatomiositis está determinada por la imagen clínica y los trastornos existentes. Por ejemplo, si los pulmones se ven afectados (neumonía), el paciente a menudo necesita tratamiento para pacientes hospitalizados, y la duración total del tratamiento puede ser de hasta 3-4 semanas. La participación en el proceso inflamatorio del miocardio puede causar un ataque cardíaco: en este caso, se emite una hoja de discapacidad temporal por un período de 1 a 3-4 meses (período de tratamiento, terapia de apoyo, recuperación y rehabilitación).

Terapia básica: medicamentos y fisioterapia

El tratamiento básico de la miositis se lleva a cabo con el uso de métodos de fisioterapia, masaje, procedimientos físicos y corrección de drogas. Durante el curso agudo, se selecciona un esquema individualizado de medicamentos, que puede incluir los siguientes medicamentos (dependiendo del tipo de miositis y los síntomas presentes):

    AINES en combinación con analgésicos, por ejemplo, paracetamol (“panoxen”, “ibuklin”);

Ibuklin

Ibuklin

Pomada de Capsicam

Pomada de Capsicam

Pomada viproal

Pomada viproal

Forma de liberación de la droga Actovegin

Forma de liberación de la droga Actovegin

Suspensión diprospan para inyección

Suspensión diprospan para inyección

Después de la regresión de los síntomas agudos, se aplican otros métodos de corrección conservadora.

La miositis es la patología muscular más común, que en ICD-10 se clasifica como enfermedades musculares de la etiología inflamatoria. El diagnóstico de “miositis” se realiza sobre la base de quejas y el examen visual del paciente y se confirma por el diagnóstico de hardware y laboratorio. Las formas graves de miositis pueden causar consecuencias graves, así que consulte a un médico con la apariencia de los primeros síntomas posibles, cuyos liderazgo son el síndrome miasténico, el dolor y la rigidez en los músculos afectados. El pronóstico con el tratamiento oportuno es favorable.